NUESTRA VENTAJA COMPARATIVA

Conectividad hídrica reversible y extensible. El proyecto funciona a nivel del mar siempre, necesitando energía solo para mover el agua dentro del tubo y vencer el roce.

El Proyecto es extensible.

Es extensible hacia el norte hasta Arica (y no sólo hasta Mejillones como está solicitado en la variante ingresada en Concesiones). También se podrían considerar más puntos de entrega a lo largo de toda su ruta, suplementarios, vale decir no considerados inicialmente: a través del injerto submarino de una “T” de derivación (obra relativamente fácil a la profundidad del Proyecto).

Es también extensible incrementando el caudal total transportado por el aumento del caudal entregado en todos y cada uno de los puntos de entrega considerados. Esto supondría colocar otros tubos paralelos a lo largo de la ruta, lo que, en el fondo del mar, no causa mayores problemas.

También, el Proyecto es extensible hacia el sur para captar agua de algunos ríos más sureños. De hecho, al ser una infraestructura de muy largo plazo, es difícil prever, en treinta o cincuenta años, cuál será el caudal realmente demandado en las regiones nortinas o cuál será el caudal “disponible” para el Proyecto en los ríos considerados hoy, por ejemplo Biobío, para tomar agua a transportar. Ahora bien, Chile dispone de otros ríos más al sur: Toltén, Imperial, donde se podrá tomar el agua necesaria para completar la “disponibilidad” real futura de agua en los ríos inicialmente ideados como “dadores”.

En esta dramática eventualidad, las regiones actualmente ideadas como “dadoras” podrían tornarse en “receptoras” y pues beneficiarse también del Proyecto.

Esta característica importante del Proyecto asegura un aprovechamiento óptimo de todos los recursos hídricos chilenos.

El Proyecto es reversible

En nuestro sistema, el agua puede ir desde el punto X hacia el punto Y e indistintamente desde Y hacia X, con el simple movimiento de una llave de paso hidráulica.

Así, los aluviones importantes que conoce periódicamente el norte chileno en razón del fenómeno climático llamado invierno altiplánico, podrían utilizarse (al menos parcialmente) no sólo más al norte sino también más al sur.

También, cuando los embalses locales de una determinada etapa se encuentren en su cota máxima, las aguas “excedentes” podrán acumularse en embalses más al sur (y no sólo más al norte) que tuvieran capacidad disponible.

Esta otra característica importante del Proyecto asegura que todos los embalses, reservorios o tranques del país estén siempre llenos.

El Proyecto crea una interconexión hídrica

De hecho, el Proyecto realizará una interconexión completa de todos los recursos hídricos del país a lo largo de su geografía (similar a las interconexiones viales o eléctricas ya existentes), generando un aprovechamiento máximo de la riqueza de agua del país.

El Proyecto realizará así una perecuación de dichos recursos para satisfacer debidamente las necesidades hídricas de todo el país y proporcionando a Chile una seguridad hídrica total a lo largo de todo el país.