Preguntas Frecuentes

Es un proyecto que busca tomar agua en la desembocadura de algunos ríos sureños -por ejemplo Maule o Biobío- para llevarla por un ducto submarino a lo largo de la costa chilena y entregarla por etapas a todo el Norte Grande y Chico de Chile- potencialmente hasta Arica- para satisfacer todas las demandas: urbana (reducida en caudal pero importante desde el punto de vista humano); minera (no sólo la gran minería sino también la pequeña que no tiene acceso a la desalación), pero principalmente agrícola al representar un 80% de la demanda. 

Todos los constituyentes de nuestro Río Submarino han sido ya utilizados a gran escala, pero para otros propósitos. Es su combinación lo que constituye su verdadera innovación. 

Existen miles de kilómetros de pipelines petroleros submarinos (algunos en Chile), decenas de miles de kilómetros de cables de telecomunicación o de energía submarinos (algunos desde 1850).  Incluso varias islas, en el Caribe en particular, alrededor del mundo están abastecidas por cañerías submarinas. 

De todos esos elementos existentes nos hemos inspirado para desarrollar nuestro sistema y patentar su aspectos más innovadores.

Está fabricado con fibras termoplásticas de alta resistencia que existen en el mercado y otros materiales plásticos, tales como polyester de alta tenacidad o polyolefina. 

Se fabricaría inicialmente en Francia. Sin embargo, y dependiendo de la duración del proyecto, estudiaríamos la posibilidad de instalar una planta de fabricación en Chile, específicamente en Talcahuano.

Tendría un diámetro de apróximadamente 4 metros. Y en algunos tramos, varios tubos paralelos.

Se ha calculado que, dadas las condiciones meteo-oceanográficas chilenas, avanzaríamos alrededor de 8km/día. En una etapa tipo de 250km se realizaría la colocación en un mes aproximádamente. 

La instalación del tubo no constituye el camino crítico del proyecto. Lo constituyen todo el periodo de gestión de permiso y las obras en tierra.

Técnicamente es posible entregar agua en todos los puntos que se quiera. 

Económicamente, no es rentable realizar entregas pequeñas. Una salida a tierra sólo se puede justificar con caudales importantes.

Existen dos tipos de instalaciones: las de recepción del tramo anterior y las instalaciones de salida para el tramo posterior. 

Como instalaciones de salida están :

  • Toma de agua
  • Filtración y cloración (estas dos primeras sólo en los ríos de salida, no en las paradas intermedias)
  • Canalización hasta los aterrajes
  • Estación de bombeo
  • Torre de equilibrio (golpe de ariete)

 

Como instalaciones de llegada están:

  • Canalización desde los aterrajes
  • Torre de equilibrio
  • Estanque de distribución

Se debe filtrar  para no transportar materias sólidas en suspensión en el tubo, que podrían dañarlo y al sistema. Pero son procesos muy estándar y muy leves. Los productos de esa “limpieza” se devolverán al cauce para disminuir la captación de nutrientes y su impacto ambiental.

En tanto sea necesario, se procede también a una cloración. Pero son procesos muy estándar y muy leves. Y en cualquier caso se realizarán tomas de agua muy respetuosas del medio ambiente, en todos sus parámetros de diseño.

En el destino final, el agua debe ser tratada para el consumo humano como cualquier otra.

Su impacto en muy acotado y no dañino para el medio ambiente al no producir ningún desecho y no utilizar producto químico alguno. Además, no transmite especies invasoras en las regiones que reciben el agua.

En las zonas donde se toma el recurso, utilizará solamente una fracción del caudal físico real por sobre el caudal ecológico requerido por el ecosistema para su desarrollo en equilibrio.

Tampoco causa daños en la ruta del ducto, puesto que va lastrado y no anclado sin movimiento de tierra alguno.

Es importante destacar que Aquatacama es una obra que realizará un estudio de impacto ambiental que reafirmará su carácter sustentable con el entorno.

Hemos estudiado muchas variantes posibles hasta 60m3/s. Todo dependerá de la demanda solvente que se manifieste en los estudios complementarios que se realizarán.

La demanda identificada hasta Coquimbo podría probablemente abastecerse con agua tomada en el Maule. Para seguir más al Norte, potencialmente hasta Arica, habría que tomar agua en ríos más al Sur, por ejemplo el Bío Bío.

La demanda está bastante bien definida para los usos urbanos normales (sanitarias) y para los usos industriales (mineras).

Es relevante destacar que Aquatacama, en términos de caudal, es un proyecto cuyo foco está esencialmente en el desarrollo de la agricultura, a escala pequeña, mediana y grande.Y esa demanda está menos definida puesto que mayormente se trata de regar eriazos, hoy bienes fiscales.